DEJANOS TU MENSAJE

Murió Herminia, la madre de Eugenio y Culini Weinbaum de «MDQ para todo el mundo»

La noticia la confirmaron desde las redes sociales del programa. Tenía 84 años.

11/09/2021

Este viernes 10 de septiembre trascendió la triste noticia de la muerte de Herminia Weinbaum, la madre de Eugenio Sebastián Culini Weinbaum, conductores del icónico programa de TV MDQ para todo el mundo.

«Queridos amigos: ayer se fue Herminia, ¡nuestro ejemplo de vida! Una mujer hermosa con un corazón único. Atravesó los caminos más difíciles con alegría, firmeza, amor y optimismo», empezó el comunicado difundido por los hermanos a través de la cuenta oficial del emblemático programa de los 90s.

Muerte Herminia Weinbaum

«Si no teníamos un techo nos convencía que era hermoso porque se podían ver las estrellas. Y como siempre, ¡tenía razón! ¡Madre del alma! Siempre vas a estar presente, porque tu luz va a seguir iluminando nuestro camino, el de tus nietos, bisnietos y de todas las personas que tuvieron la suerte de conocerte personalmente o disfrutarte a través de la pantalla», continúa el texto.

Muerte Herminia Weinbaum

«¡Te amamos con todo el corazón! ¡Buen viaje y hasta pronto!», cierra la misiva 2.0 que anuncia el fallecimiento de Herminia, quien se hizo famosa por su participación en el ciclo marplatense de deportes extremos y por su latiguillo al referirse a sus hijos Eugenio y Sebastián Culini: «Estos dos giles».

Quién era Herminia, la madre de Eugenio y Culini de MDQ para todo el mundo

En 1989, el surfista y conductor Eugenio Weinbaum comenzó un programa de surf en la TV de Mar del Plata, de donde es oriundo. En 1991 se suma Sebastián «Culini», su hermano menor. Dos años después, obtienen un Martín Fierro al mejor programa deportivo. Al año siguiente el programa es renombrado a «MDQ para todo el mundo». A comienzos del 2000 llegan a la pantalla de Azul TV (hoy El Nueve), y en 2001 desembarcan en El Trece, donde terminaron por conquistar a televidentes de todo el país con sus viajes exóticos.

Los hermanos formaron una dupla explosiva. Pero, casi accidentalmente, incorporaron a su madre al ciclo, dueña de una simpatía única, y el programa sumó mil puntos mas. Matriarca de una extensa familia, poseía un sentido del humor espectacular y una fuerza vital impactante.

En 2003 Eugenio y Culini se sumaron como actores en la miniserie No es lo que parece, de Pol-ka. Posteriormente a MDQ para todo el mundo, Eugenio continúa en la televisión co-conduciendo junto a su hermano Sebastián un nuevo programa llamado Hombre al agua, ciclo que se emitiría entre los años 2009 y 2011. El 10 de enero de 2016, MDQ para todo el mundo regresa al aire por El Trece. Esa misma temporada vuelve a emitirse en 2020.

Herminia Weinbaum

«Yo era la clásica vecina que salía en pantuflas a tomar mate a la vereda, no tenía ni idea de lo que era una cámara, nunca me lo imaginé», dijo Herminia en una entrevista que brindo a la revista Central, de Mar del Plata.

Consultada en ese momento cómo fue que llegó a participar en el programa de sus hijos, explico: «Fue por casualidad. Ellos estaban grabando por la costa y los demoró un policía por un tema de documentación del auto y con todos los tramites que tuvieron que hacer, no podían grabar el cierre del programa a tiempo, entonces mi hijo me dice: ‘¿Mami, no te animas a cerrar el programa vos?’. Ahí fue cuando sonaron los chicos, porque lo hice y resultó que la cámara me gustó».

Herminia Weinbaum, Eugenio, Culini y sus otros hijos
HERMINIA WEINBAUM, EUGENIO, CULINI Y SUS OTROS HIJOS

«En verdad me alegró mucho poder ser útil y hacer algo acompañada de mis hijos, fue lo que me gustó realmente. Estoy orgullosa del trabajo que hacen, porque ellos comparten con la audiencia sus experiencias. Somos una familia numerosa y siempre tuvimos la obligación de compartir, todos mis hijos siempre se criaron con ese concepto», sostuvo. «Saber que uno entra en miles de hogares  sacándole sonrisas y cambiándole el ánimo a la gente es muy lindo. Lo que más me emociona es cuando me reconoce un chiquito, eso es algo que me llena de alegría y a mis hijos también», indicó sobre el amor que la gente le demostraba al verla.

«Estamos todos locos, pero felices y contentos. Lo que tenían mis hijos como objetivo en la vida lo lograron, eso realmente es una bendición, un regalo de la vida«, dijo.

Herminia Weinbaum, Eugenio, Culini y sus otros hijos

Con humor, se refirió a su numerosa familia: «Mi marido era loco por los chicos y a mí siempre me gustaron también, por eso a mis hijos los hice todos iguales, hice un molde. Dijimos: ‘Que lindos que nos salen, no lo desperdiciemos; cuando llegamos a siete paramos’. Nos detuvimos ahí porque da justo la cuenta de uno por semana. Lo hicimos pensando que íbamos a visitar a los chicos semanalmente. Un día a uno, otro día a otro y así cubríamos toda la semana sin ser un plomo para ninguno. A la semana siguiente empezaría el ciclo de nuevo. Calculamos así con mi marido, le recomiendo el formato para el que quiera imitarlo», expresó al hablar a Silvia, Graciana, Carina (que era guionista del programa), Chicho y los conductores.

Por ultimo, Herminia, la matriarca de los Weinbaum, reflexionó: «Me di el gusto de hacer todo lo que me venía en el momento y podía hacerlo (…) Cuando tuve que viajar, viajé; cuando me tocó bailar, bailé; puedo decir que tuve una vida feliz con los altibajos que hay obviamente, pero nunca me quedé en el pozo, siempre el objetivo fue ver cómo salíamos para seguir adelante. A mi edad me concentro en lo que puedo hacer y no en lo que no puedo». «Les recomendaría que disfruten lo que puede hacer y lo que tiene. Lo que se perdió ya quedó atrás, tiene que seguir siempre adelante. Es simple, pero difícil también. Hay que poner el corazón, porque contrariedades siempre hay.».

 42 total views,  9 views today

Comentários no Facebook