DEJANOS TU MENSAJE

Alberto Fernández se prepara para enfrentar a una Asamblea Legislativa enardecida por las vacunas VIP

En el entorno del Presidente saben que el clima será hostil y concentran buena parte de su agenda post México en la preparación del discurso.

Alberto Fernández se prepara para enfrentar a una Asamblea Legislativa enardecida por las vacunas VIP

Alberto Fernández, en su primera apertura de sesiones ordinarias, en marzo de 2020.

“Terminemos con la payasada, no hay ninguna tipificación penal que diga que será castigado el que se adelantó en la fila”. La frase de Alberto Fernández dejó atónito a un legislador de Juntos por el Cambio que rápidamente compartió su sorpresa en un chat de diputados y senadores. “Si en la apertura de sesiones ordinarias nos viene a dar clases de moral tenemos que responder”, envió desde su celular.

La respuesta no tardó en llegar y el resto de los participantes coincidió en que se espera una apertura de sesiones ordinarias marcada por un clima de extrema tensión. Acordaron, también, endurecer su postura y responder ante cualquier discurso que pueda tener semejanzas con las palabras que Alberto Fernández emitió en México ante la mirada de su par Andrés Manuel López Obrador y en medio del escándalo del vacunatorio VIP del Ministerio de Salud de la Nación, que terminó con la salida de Ginés González García.

“Necesitaba expresarse, estaba molesto, enojado”, justificó una fuente de la Presidencia que acompañó a Fernández en México. “Cree que una parte importante del periodismo y la oposición estaban muy salvajes con el tema, brutales, sin medir consecuencias”, indicó la misma fuente, que asegura que las expresiones del jefe de Estado “fueron espontáneas”.

Lo cierto es que en el Gobierno también esperan un clima áspero en el recinto. “Sabemos que será hostil”, dicen. Apenas Alberto Fernández pisó suelo argentino el miércoles por la noche se puso a trabajar en el manejo del escándalo por el vacunatorio VIP y en el discurso que pronunciará ante la Asamblea Legislativa. El texto es trabajado en conjunto con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz y el asesor presidencial Alejandro Grimson.

Fuentes de la Casa Rosada dijeron que ya comenzaron a trabajar en el discurso del Presidente pero evitaron brindar detalles sobre el tono. Aunque los voceros no lo reconozcan, en los pasillos de la Casa de Gobierno más de un funcionario se vio sorprendido por las palabras del jefe de Estado.

Un referente de Juntos por el Cambio le dijo a este medio que en el espacio quedaron desconcertados luego de que el Presidente aseguró que el exministro de Defensa Oscar Aguad “mando un submarino para que mueran 44 tripulantes”, en clara alusión al ARA San Juan, que naufragó en noviembre de 2017. “Nadie lo hace con dolo y Fernández no está exento de que le pase. Estamos ante una situación de extravío estratégico muy claro, no puede decir semejante barbaridad”, agregó en este sentido.

La preparación de cada línea se mantiene bajo estricta reserva, aunque este medio pudo saber que Fernández insistirá en la necesidad de una reforma judicial y resaltará las acciones de su administración durante la pandemia para evitar un golpe aún mayor en los sectores más vulnerables. A su vez, intentará dejar atrás el escándalo por las vacunas VIP al resaltar las bondades del plan de inmunización contra el COVID-19, que en el Gobierno dicen será el más importante en la historia del país. La reconstrucción económica y elevar los procesos de producción también ocuparán un lugar preponderante en sus presentación.

La oposición cree que el clima en la Asamblea Legislativa será tenso.

El discurso tendrá lugar en medio de la investigación judicial que intenta determinar responsabilidad en el sistema de vacunación irregular que se montó desde el Ministerio de Salud de la Nación y en el que se aplicó el suero a “amigos del poder”. Hasta ahora los únicos imputados son el exministro Ginés González García y su exjefe de Gabinete en esa cartera y sobrino Lisandro Bonelli. Pero el caso podría crecer y Juntos por el Cambio exige conocer la lista total de personas que ya se inocularon en todo el país.

La del 1 de marzo al mediodía no será una apertura de sesiones más. No solo por el vacunatorio VIP sino porque la presencia en el Congreso no será masiva por los estrictos protocolos sanitarios. El Presidente, su gabinete y los miembros de la Corte Suprema de Justicia serán los únicos funcionarios ajenos al Poder Legislativo. Así lo resolvieron la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

No habrá invitados y los gobernadores podrán seguir el discurso en forma remota. La sesión de Asamblea se llevará a cabo bajo la modalidad mixta, es decir, mitad presencial, mitad virtual. En este sentido, se espera una cantidad limitada de legisladores. El resto de los representantes seguirá el discurso a través de la plataforma Webex.

Comentários no Facebook

Powered by Live Score & Live Score App