Suárez también reveló que hay un acuerdo para entrenar en Nordelta, debido a que integra la Selección Nacional y continuó: «Como argentino, como deportista, me siento muy mal, muy frustrado».

«Si me quieren sacar dinero, yo vengo de una familia muy humilde. Plata no tengo. Si me meten preso, están los presos saliendo de la cárcel así que estaría saliendo nuevamente», indicó Suárez, con un dejo de ironía y de manera contundente concluyó: «Soy un ciudadano normal que dice basta. Conmigo nadie se comunicó, me encantaría verles la cara y que me digan en qué forma puede contagiar mi deporte».