DEJANOS TU MENSAJE

Cantando 2020: el tenso reencuentro entre Andrea Rincón y Moria Casán

Por: Iván Alday.

Andrea Rincón y Moria Casán volvieron a verse las caras. La actriz fue la invitada especial de Jey Mammon y Carla Del Huerto para la primera ronda de tríos de Cantando 2020. «Estoy bien, cuidándome a mí, a mi familia, a mis abuelas. Somos familia numerosa, gracias a dios», contó la actriz, sobre cómo está sobrellevando la cuarentena.

«Por Andrea, dejé el cigarrillo. Pensé: ‘Si esta piba pudo con todo, yo voy a poder», recordó Jey, y ella reveló que al recibir la invitación de su amigo, en un primer momento respondió que no, pero que después se dio cuenta de que él había estado presente cada vez lo necesitó, y por eso decidió aceptar.

Luego, los tres, brindaron una versión de «Vengo a ofrecer mi corazón», de Fito Páez. Tras escucharlos, Nacha Guevara, dueña del voto secreto, expresó: «Vengo a ofrecer mi corazón, ¿Saben lo que es eso? Para no ser cantante, Andrea estuvo muy bien. Hubo cositas, pero no desentonó. Les faltó la emoción que tiene el tema. Jey tiene que ir más a su lado actor. Estuvo bien, correcto, pero correcto debe ser el punto de partida, no de llegada».

«Mi incógnita era qué iba a ocurrir con Andrea. Ella tiene una voz masculina, que me gusta mucho, y me sorprendió que cantara con una voz dulce y muy femenina. Hubo desafinaciones, pero no fueron muy graves. Los sentí a los tres muy comprometidos con la canción», sumó Karina «La princesita» (7). Oscar Mediavilla (7), a su vez, expresó: «Esta es una de las canciones más inmensas e intensas de Fito. Es para poner en un cuadro. En este caso, Carla fue la más comprometida y los otros dos la llevaron, pero más livianos, sin pensar en la profundidad de la letra. Faltó pasión. De todas maneras, después de de haber escuchado a mucha gente que canta muy mal, cuando aparece alguien que canta más o menos bien, me emociona».

Entonces, sí, llegó el momento de que la exvedette diera a conocer qué le pareció la participación de su examiga, con quien protagonizó una brutal discusión en el «Bailando por un sueño», cuando una oficiaba de participante y la otra de jurado. «Hoy yo soy Santa Moria, tengo mucha vida y soy elevada. El pasado se fue. Hola señorita Rincón, cómo está. Yo no le digo ni Andrea ni Rincón, entre mis amigos yo le digo ‘la iglú», por un cuento que se contaba en la revista: ‘Un esquimal le pregunta a su papá ¿qué es un rincón?'», comenzó expresando Casán.

Y continuó: «Me sorprendió que hubo una tensión puesta en mí, a pesar de que lo que pasó, pasó hace muchos años. Entre nosotras hubo una especie de amistad. La gente que se me acerca a mí me toma un poco como la mamá y después tiene como celos. Pero yo soy solo mamá de Sofía y abuela de Helena y Dante. Pasó mucho tiempo y pasaron muchas cosas. Nunca más nos vimos desde aquella discusión. Ella es una resiliente y creo que se apoyó mucho en la familia Ortega. Yo conozco a su familia, hemos compartido muchas cosas y sé que la quieren mucho, pero a veces no se tiene las herramientas para ayudar a un ser querido».

Refriéndose a la participación de Rincón en el certamen, indicó: «Andrea miró todo el tiempo para otro lado. Se notó cierta incomodidad. Nunca me miró. Me sorprendió muy bien, porque pese a la tensión y a que habla y tiene actitud de ‘Cachito’, cantó con una voz super dulce. Evolucionó. Porque encontró su lugar y porque pudo perder el miedo a decir que le gustan algunas mujeres. No le da miedo mostrar cosas de su vida y eso es evolución». Su nota, al igual que la de sus compañeros, fue un 7.

 

DEJANOS TU COMENTARIO

Powered by Live Score & Live Score App
A %d blogueros les gusta esto: