DEJANOS TU MENSAJE

Deportista Daniel Núñez logró recuperar partes de su bicicleta robada

A Daniel Núñez le habían hurtado una Scott rodado 29 de competición. La semana pasada encontró el cuadro y la horquilla. Detrás del hallazgo develó un entramado de complicidades vinculadas al robo de bicicletas.


A casi cuatro meses del robo de su bicicleta de competición, el corredor de MTB Luján, Daniel Núñez, recuperó el cuadro y la horquilla. Con el hallazgo de estos componentes surgió una cadena de complicidades que se esconde detrás del hurto de este tipo de rodados.

A principio de mayo, un ladrón entró a la casa del deportista en barrio El Quinto y le robó una Scott rodado 29. El hecho sucedió en pleno apogeo de la inseguridad en esa zona, atribuida principalmente a la llamada banda de “Los Luján”. No fue la única bicicleta de carrera que robaron por esos días.

Conocido el hecho, desde el ambiente del ciclismo no tardaron en solidarizarse con Núñez. Por ejemplo, la gente de Oeste MTB propuso difundir el caso, colaborar con la donación de algún repuesto y acercar un aporte en dinero. Por su parte, el team MTB Luján lanzó una rifa y bono contribución con premios relacionados al ciclismo.

Pero la bicicleta robada siguió sin aparecer. No obstante, Núñez consiguió otra bici gracias a la ayuda de amigos y familiares para que vuelva, aunque más no sea, a entrenar. El tiempo transcurrió y de la Scott con la que ganó varias competencia ni rastro.

Hasta que hace unos días se reencontró con partes de la bicicleta, supo quién las tenía y qué había pasado con ellas. “Amigos quería contarles que encontré el cuadro con la horquilla de mi bici que robaron”, anunció en redes sociales.

La buena nueva estaba acompañada de una sorpresa: Los componentes habían sido repintados y vendidos “por 2 mangos” por una persona que en el ambiente del ciclismo muchos conocen. Se trata de un individuo que arregla bicicletas en una conocida firma del rubro, que estaría ajena a las maniobras que cometería este sujeto al margen de su trabajo.

Los componentes llegaron al taller donde Núñez llevaba a arreglar su bicicleta y fueron reconocidos por su bicicletero de confianza. Atando cabos, luego estableció que la persona que había pintado el cuadro y la horquilla es “un conocido del ambiente de la bici que ahora se hace pasar por víctima porque no quiere quedar pegado, pero tampoco dice quién se la vendió”, dijo a EL CIVISMO.

A modo de enigma, Núñez escribió: “Amigos de la bici compartan así le llega este mensaje al roedor, que es del ambiente de la bici y no le importa pintar y vender la bici de cualquiera”. Varios no tardaron en descifrar el apodo del sospechoso.

“El Roedor” es, en rigor, “La Comadreja”, como la apodan a la persona denunciada por el ciclista de haber repintado el cuadro y la horquilla de su bicicleta de competición para luego venderlas en forma particular y a un precio inferior al que tiene en el mercado.

Núñez está convencido que este bicicletero compró las partes al ladrón o al menos a un intermediario, pero calla tal vez por temor a represalias.  También está muy seguro que sabía la procedencia ilícita de los componentes. A todo esto, el deportista afirmó contar con mensajes donde el cuestionado bicicletero “ha ofrecido a otros ciclistas componentes” de origen presuntamente fruto de ilícitos.

“Tiene un contacto que dice no poder mandarlo al frente, porque si no se la van a poner fea a él. Debe ser algún malandra. No sé si es el que se metió en mi casa o algún pasamanos, pero no lo manda al frente por miedo. En este ambiente nos conocemos todos y este muchacho vive de las bicicletas y conoce las bicis que tenemos y cuánto vale cada una”, agregó.

A la denuncia que había radicado en mayo por el hurto en su vivienda, Núñez ahora la ampliaría en los próximos días tras el hallazgo de los componentes y la trama que empezó a salir a la luz.

Comentários no Facebook