DEJANOS TU MENSAJE

Otra sorpresa en la UEFA Champions League: Olympique de Lyonnais eliminó al Manchester City y jugará ante el Bayern Munich

El conjunto francés, con una brillante actuación, eliminó por 3-1 al equipo de Pep Guardiola y quiere su primera Orejona.

Los jugadores del Lyon se abrazan por un nuevo objetivo.

Faltaba el último semifinalista. El Manchester City o el Olympique de Lyonnais. El conjunto francés superó sin problemas a Los Ciudadanos por 3-1 y jugará las semifinales de la UEFA Champions League ante el Bayern Munich, que viene de golear por 8-2 al Barcelona.

La sorpresa la dio Guardiola con el equipo que decidió poner en cancha. Fernandinho, que en los últimos partidos jugó como defensor central, fue trasladado hacía la mitad de la cancha y, en su lugar, ingresó el joven García.

El partido fue muy parejo desde el comienzo, en donde, Ederson y Lopes se lucieron en la defensas de los arcos de ambos equipos.

Pero nunca se puede mantener por un largo tiempo el cero cuando dos equipos combaten de igual a igual. Toko Ekambi se escapa de la marca de Eric García, el español recuperó la velocidad y pudo sacarle el balón. Sin embargo, no tenía en los papeles que por detrás estaba Maxwel Cornet, que con un Ederson adelantado, la colocó por debajo a la derecha del brasileño.

El City intentaba romper el cero. Pero la muralla de Anthony Lopes fue difícil de quebrar. Primero intentó De Bruyne, con dos tiros peligrosos, y después buscó Rodri, con un tiro fácil, que el portugués pudo controlar fácilmente e irse al descanso con la ventaja mínima.

Antes de comenzar el segundo periodo, Guardiola dialogó con De Bruyne y con Rodrigo para marcarles que intensifiquen el juego y puedan dar vuelta el partido.

Eso iba a suceder. El City quería ese gol para meterse en el encuentro, pero seguía con las grandes intervenciones de Lopes. Hasta que a los 68 minutos, Sterling llegó hasta el fondo y la controló de manera excepcional para asistir al belga De Bruyne y poner el 1-1.

Los Ciudadanos no prestaban la pelota y eran más que el Lyon. Un tiro libre de Kevin De Bruyne había encendido las alarmas en el equipo francés. Kevin estaba a 22 metros del arco, pero Lopes desactivó el peligro con una volada fundamental e hizo alusión a una vieja frase de un relator de los videojuegos «un 10 para el lanzador un 11 para el portero».

El Olympique igualó su mejor actuación en Champions League. Llegó a las semifinales en la temporada 2009/2010. 

Los dirigidos por el ex técnico del Barcelona y Bayern Munich, seguía ahogando al Olympique. Sterling, con otra gran jugada por el sector izquierdo, enganchó en el área y centró, de manera fenomenal, para Gabriel Jesús, pero el brasileño la envió al tejado del arco con la portería vacía. También el propio Sterling se iba a perder un gol increíble, con el arco vacío, y la enviaría por arriba del travesaño.

Como dice la famosa frase: «Los goles que se erran en un arco, después hay que pagar las consecuencias» y eso fue lo que sucedió. Aouar envió una pelota con clase y Dembélé dejó atrás a todos los defensores y marcó el 2-1, tras meterla entre las piernas de Ederson.

Los mismo jugadores participarían en el siguiente gol 12 minutos después. Aunque fue con una metodología distinta al segundo tanto. Aouar fue el encargado de disparar al arco y Ederson pudo desviarla. Sin embargo, Dembélé se había quedado como pesquero y encontró el rebote que dejó el arquero.

En el final del partido, el City quiso intentar achicar el resultado y soñar con el alargue, pero se encontró con la figura del partido, Anthony Lopes.

El conjunto francés, igualó su mejor resultado en Champions League de su historia. Llegó a semifinales en la temporada 2009/2010 tras quedar eliminado a manos del Bayern Munich, su próximo rival en la anteúltima instancia de la Orejona. El miércoles, desde las 16 horas, buscará la revancha e intentar alzarse con su primera Liga de Campeones.

 63 total views,  3 views today

Comentários no Facebook